La Escuela, entorno de paz y convivencia

La escuela es el gran escenario en el que los niños y niñas aprenden, interactúan socialmente con otros niños y con adultos, juegan, ponen y encuentran límites. Es el lugar donde se deben fortalecer competencias ciudadanas como la comunicación asertiva, la adecuada toma de decisiones y la empatía, que permiten la sana y armoniosa convivencia.

Los directivos, docentes, padres de familia y los niños y niñas cumplen un rol determinante para lograr un ambiente de armonía en la escuela. A través del principio pedagógico aprender – haciendo, los docentes pueden emplear diferentes estrategias que permitan inculcar el respeto, el amor por el otro, la tolerancia, el valor de la diferencia y hacer del diálogo la herramienta fundamental para la resolución pacífica de conflictos. 

¡Aprender haciendo!

  • Félix y Susana. Las instituciones educativas pueden utilizarlo como herramienta pedagógica en muchas de sus actividades y programas, puesto que promueve en los niños y las niñas habilidades sociales y valores. El material del programa es innovador, didáctico y práctico Por eso, los invitamos a encontrar en Félix y Susana mecanismos para fortalecer la sana convivencia en el colegio.
  • Participación. Las asignaturas en el aula son escenarios en los que los docentes pueden inculcar y poner en práctica competencias ciudadanas propiciando trabajos en grupo, presentaciones colectivas que inviten a los niños y niñas a organizarse, delegar funciones por talentos e involucrar a todos en el ejercicio.
  • Trabajo en equipo. Es importante fortalecer las actividades culturales y deportivas existentes en la institución educativa. Es clave que tanto docentes como estudiantes las promuevan. Por ejemplo, los deportes incentivan el trabajo en equipo, el respeto por las normas, el valorar los diferentes talentos, la competencia sana, el liderazgo y la disciplina para lograr metas.