Familia y Escuela, ¡A trabajar en equipo para fortalecer el desarrollo de los niños y las niñas!

La familia y la escuela tienen la responsabilidad de contribuir, desde sus roles, a un desarrollo integral de los niños y de las niñas. Para ellos resulta fundamental que tanto padres de familia como docentes puedan trabajar y acompañar articuladamente su proceso de crecimiento, formación y desarrollo, esto contribuye significativamente a que los menores de edad, durante las diferentes etapas de su desarrollo, adquieran y fortalezcan los conocimientos, las habilidades y las destrezas que les permitan tener un óptimo desempeño académico y social.

Comunicación asertiva y colaborativa entre familia y escuela. Es importante que durante el proceso de formación de los niños y las niñas los padres estén al tanto de cómo sus hijos se desempeñan en el colegio, cuál es el programa escolar que reciben y acompañar y guiar la realización de trabajos escolares. Los docentes, por su parte, deben intercambiar información con los padres, compartir con ellos inquietudes o apreciaciones que tengan sobre el desempeño escolar de los niños, para lograr como equipo, que los logros escolares, sociales, emocionales.

Descubrir talentos. Etapas como básica primaria son fundamentales porque es en esas edades en las que se pueden detectar y descubrir talentos que en casa no se han dejado ver. Las clases de música, deporte, danza, teatro que se brindan en la escuela permiten que el docente puede detectar que un niño sobresale por alguna destreza. Esta situación abre la oportunidad para que en casa también puedan explorar, motivarse y potencializar la habilidad que el niño o la niña posee.

Fortalecer habilidades. Hay determinantes sociales que inciden en que algunos logros se alcancen de manera más rápida en unos niños expuestos a estos factores: por ejemplo, si a un niño en su casa le leen cuentos cada noche, es probable que esté más preparado para el inicio de la lectoescrituta. Pero, solo conociendo el ámbito de vida de los niños es factible saber por qué algunas metas se logran con tanta destreza y otras requieren más acompañamiento; esto lo facilita una buena comunicación entre padres y docentes. 

¿Cómo lograr la comunicación entre padres y docentes?

Amor, compromiso y vocación, son algunas de las claves que deben tener tanto padres como docentes para lograr una comunicación que se base en la confianza, el respeto y sobre todo en el interés de aportar al bienestar de los niños y las niñas. Existen algunos canales a través de los cuales los padres pueden estar en contacto permanente con los docentes: