Contenido: 

¿Qué enseñamos?

A construir ambientes protectores en la escuela, en el que los niños y las niñas puedan ejercer activamente sus derechos y responsabilidades, fundamentados en la educación sexual y la sana convivencia.

La educación sexual en la escuela es:

  • Un proceso intencionado, metódico y sistemático que busca hacer realidad un derecho fundamental de los niños y las niñas.
  • Es un espacio de encuentro, reflexión y cambio entre niños, niñas y adultos, entre conocimientos y saberes de familias y educadores con cosmovisiones, creencias y tradiciones culturales diversas.
  • Promueve conocimientos y habilidades para la toma de decisiones conscientes, autónomas y críticas en relación con el cuidado del propio cuerpo, las relaciones interpersonales, el ejercicio de la sexualidad y los derechos sexuales y reproductivos.
  • Aporte a la construcción de la identidad y al proyecto de vida de los niños y las niñas.

Un ambiente protector para la sana convivencia es un espacio físico, social y emocional en el cual los niños y niñas:

  • Cuentan con la protección y garantía de las condiciones básicas para vivir dignamente.
  • Pueden ejercer activamente sus derechos y responsabilidades.
  • Desarrollan vínculos afectivos significativos y habilidades para enfrentar los desafíos que les plantea la sociedad.
  • Construyen su identidad y consolidan su proyecto de vida.